Lucha contra la mutilación genital femenina

 

Proyecto de apoyo el proyecto de la APFG (Association Féminine à Gaoua) basado en la sensibilización en zonas rurarles de la comarca de Gaoua, sobre la mutilación genital femenina.

La APFG lleva muchos años de experiencia en la lucha contra la mutilación genital femenina (MGF en adelante).

En enero de 2019, la APFG tiene conocimiento a través de las autoridades locales del departamento de Périgban, en la provincia de Poni, de que en torno a 100 estudiantes de la escuela primaria de la aldea Kuèkuèra habían sufrido esta práctica. Este departamento pertenece a la zona de actuación de la APFG y CIM Burkina.

(Ver medios de comunicación: http://bafujiinfos.com/?p=4095).

La APFG con el apoyo y cooperación de la policía e instituciones locales y educativas, llevó a cabo un plan de emergencia para encontrar a las víctimas y trasladarlas al centro de salud donde permanecieron durante su recuperación, lo que no fue tarea fácil ya que las familias esconden estos hechos al ser constitutivos de delito.

Tras lo sucedido, la APFG efectuó un programa de sensibilización en escuelas y comunidades en la provincia de Poni dirigido a toda la población con el fin de conseguir el abandono de esta práctica.

Ante esta realidad y evidente repunte de estas malas prácticas en el suroeste de Burkina, la APFG ha planificado un proyecto para dos años dirigido a la población en general y a las niñas en particular con el que pretende revertir la situación.

El proyecto consiste en llevar a cabo en diferentes pueblos de la comarca de Gaoua (provincia de Poni) grandes campañas de comunicación, sensibilización, información y formación a realizar en las áreas más resistentes del suroeste de Burkina, así como realizar formación profesional acelerada para las chicas en actividades generadoras de ingresos. A través de acciones concretas como emisiones de radio, proyecciones de documentales, foros regionales y sesiones de teatro-fórum entre otras, se trabajará y promoverá el empoderamiento femenino con el fin de erradicar (o cuanto menos, reducir) los casos de MGF, aprovechando asimismo para sensibilizar sobre el problema de matrimonios forzosos y embarazos precoces y no deseados, especialmente en el ámbito escolar.